Skip to content

Valores y Principios

Nuestros valores son:

–          PERTENENCIA

–          AUTONOMÍA

–          SOLIDARIDAD

–          LEGITIMIDAD

–          CONGRUENCIA

–          TENACIDAD

–          INTEGRIDAD

–          EMPATÍA

Nuestra base de PRINCIPIOS se centra en que en No Dejarse es Incluirse, A.C., tenemos:

  • El principio del respeto a la diversidad, a la autonomía de los cuerpos, de las decisiones y de la libertad de ser
  • El principio de la justicia
  • El principio de la promoción de la ciudadanía
  • El principio del fortalecimiento comunitario
  • El principio del trabajo colaborativo
  • El principio del fomento para la construcción de paz desde el diálogo y la propuesta

 

El principio del respeto a la diversidad, a la autonomía de los cuerpos, de las decisiones y de la libertad de ser

No Dejarse es Incluirse, A.C., respeta todas las formas y expresiones de la diversidad sexual y cultural. Nos fundamentamos en el derecho que todas las personas tenemos a la libertad, autonomía y soberanía de decidir sobre nuestros cuerpos y placeres. A ser y a estar. A tener todas las oportunidades para nuestro crecimiento, desarrollo y bienestar integral, rechazando las imposiciones, las limitaciones, la opresión y el régimen violento del sistema binario heterosexuado sobre nuestro territorio que es nuestro cuerpo.

El principio de la justicia

La justicia está relacionada estrechamente con la paz en el sentido más amplio de la palabra, tiene que ver con la paz personal y la paz social. Es justo que tengamos ambientes sociales favorables en donde cada quien tenga lo que le corresponde y le pertenece. Por desgracia es la injusticia la que actualmente tiene un lugar preponderante en nuestra sociedad. El zapatismo ha sido una fuente de aprendizaje, reflexión e inspiración desde el inicio de Vida Plena Puebla en 2001. Nosotros y nosotras vemos nuestra lucha reflejada y hermanada con ellos y ellas. El zapatismo tiene siempre de regreso y de vivir el mundo al revés. En un planeta enfilado por los poderosos hacia la devastación y la catástrofe, vivir al revés no es solo cuestión de dignidad y de rebeldía, es, sobre todo, el único camino posible para la sensatez. Cada vez que se propone utilizar al Derecho como herramienta de transformación de la sociedad, los poderosos ponen la misma objeción: no todos pueden ser juristas. La justicia para los hombres y mujeres zapatistas es otra cosa. “Es una justicia desde abajo, controlada y vigilada desde abajo y hecha por todos”. La cualidad profundamente democrática del régimen normativo zapatista descansa sobre el carácter participativo y participado de la administración de justicia: de abajo hacia arriba. Se trata de transformar las realidades que impiden nuestro libre desarrollo humano y social, obligados por el sistema actual. Solo así vemos que el principio de justicia pueda ser para todas y todos.

El principio de la promoción de la ciudadanía

El principio de la ciudadanía es fundamental ya que promueve que las comunidades participen políticamente para la transformación social desde abajo. Para cumplir con éste principio, brindamos asesoría y acompañamiento a las personas o grupos que deciden organizarse y responder a las problemáticas que enfrenten y busquen dar respuestas. Formamos agentes de cambio comunitario. Promovemos el ejercicio de la ciudadanía, participando políticamente e involucrándose en las decisiones que afecten positivamente la vida de las poblaciones LGBT y de las personas con vih lograrán mejorar su bienestar y su desarrollo. Uno de los objetivos del ejercicio de la ciudadanía es contribuir a disminuir la discriminación y la violencia por orientación sexual y/o por tener vih en todos los ámbitos de la convivencia humana.

 El principio del fortalecimiento comunitario

Permanecemos cercanos a nuestras poblaciones y comunidades para crecer y avanzar uniendo esfuerzos, conocimientos, capacidades, tendiendo puentes y fortaleciendo el tejido comunitario y social para seguir transformando y construyendo entornos más favorables. Por ejemplo:

  • Si las mujeres y hombres Trans empobrecidos, segregados por el sistema y con menos oportunidades no se fortalecen, los altos índices de violencia y discriminación que enfrentan diariamente seguirán siendo cotidianos.
  • Si las mujeres lesbianas, bisexuales y hombres gay no debatimos, cuestionamos, analizamos y respondemos ante la forma en cómo operan los sistemas hegemónicos del machismo, la misoginia, la lesbo-bi fobia y la homofobia, no podremos fortalecer y mejorar nuestros entornos sociales,
  • Si las personas con vih no respondemos ante los dilemas que trae consigo la epidemia en los ámbitos sociales, culturales, individuales, de presupuesto y políticas públicas, no podremos elevar nuestra calidad de vida y elevar la cantidad de años de sobrevivencia después del diagnóstico positivo para disminuir la mortalidad.

 El principio del trabajo colaborativo

No Dejarse es Incluirse, A.C. cuenta con miembros plurales, participativos y colaborativos que deseamos compartir trabajo, conocimientos, experiencias y saberes con otros colectivos y personas que tengan como marco de acción a los Derechos Humanos, la legalidad y la legitimidad. En ese sentido, estamos realizando trabajo colaborativo, horizontal y en redes, coaliciones y Comités. Somos miembros fundadores de la recién creada Coalición Mexicana para la Sostenibilidad de la Respuesta en Salud y VIH (2014), el Comité Orgullo Puebla (2005) y finalmente con la Red de Constructores de Paz (2010) que nos permite mirar hacia afuera de nuestro entorno la situación con otros movimientos sociales. Actualmente tenemos la responsabilidad de llevar las vocalías de la sociedad civil organizada ante el COESIDA desde 2006 y el CONASIDA (periodo 2014-2015).

El principio del fomento para la construcción de paz desde el diálogo y la propuesta

Durante cinco años nos hemos formado en un proceso intenso y complejo de reconocimiento y autoanálisis. Hemos estado compartiendo y recibiendo conocimientos y experiencias en diversos espacios sociales; conociendo y estableciendo vínculos con otros movimientos sociales y sus luchas. Gracias a ellos hemos adquirido herramientas de educación de paz y transformación positiva de conflictos y no violencia activa en el entendido de que nosotros no implementamos acciones de pacifismo sino acciones de resistencia y autonomía desde la no violencia. Ha sido en esos espacios donde nos volvimos a reencontrar con la lucha de los Derechos de las Culturas Indígenas que para nosotros es la pieza clave de nuestra filosofía y respuesta. El principio de la construcción de la paz basado en el dialogo y en la propuesta; y en caso de confrontamiento, desde la argumentación en base no solo a los diagnósticos que hacemos de nuestras problemáticas sino en los conocimientos sociales, jurídicos y comunitarios que hemos formado en 14 años, es fundamental en nuestra organización.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas